text.skipToContent text.skipToNavigation

Su navegador no es compatible con esta página web. Por favor, actualice su versión o instale un navegador moderno que soporte estándares (Chrome, Firefox).

Los cortes y derivados del pavo

Si te encanta el pavo asadito al horno dale una oportunidad al resto de su carne por piezas. Una buena pechuga, un jugoso lomo o el muslo bien doradito.

Aunque todos conozcamos al pavo como pavo, lo cierto es que en la antigüedad era conocido como gallina de las Indias. ¿Y eso? Se trata de una carne consumida originariamente por los aztecas en la zona de México y llamada guajalote. Cuando los conquistadores españoles llegaron a lo que ellos pensaban que eran las Indias se encontraron con estas gallinas de gran tamaño. De ahí empezó a llegar a Europa en el siglo XVI a través de los jesuitas, siendo un símbolo de la gastronomía de la realeza.

En la sociedad actual el pavo es una carne muy cotizada gracias a sus buenos balances nutricionales.

Un alimento magro, que se digiere bien y tiene bajos niveles de grasas y colesterol. ¿Sabías que al año se producen unos cuatro millones de toneladas de carne de pavo? Además, por cada kilogramo de carne de pavo producido se obtienen unos seiscientos gramos de carne comestible. El noventa y cuatro por ciento de la producción mundial está en manos de estos países: Estados Unidos –más del cincuenta y cinco por ciento–, Francia, Italia, Reino Unido, Alemania, Canadá y Brasil.

Cortes básicos del pavo

Vamos a lo importante. ¿Cuáles son los cortes básicos del pavo? Cuando vayas a la carnicería presta atención, ya que cada corte tiene su gusto y no solo de la pechuga vive el hombre. 

  • Pechuga. Por alusiones empezamos por el corte más afamado, el de la pechuga. Estamos ante una carne blanca con poco colesterol, así como baja en grasa, calorías y sodio. Vamos, un lujo de carne, sabrosa y sana, aunque algo seca si no se cocina correctamente. Se puede encontrar laminada o entera.
  • Lomo. Se conoce también como tenderloin. Es la tira de carne que se encuentra en la zona interior de la pechuga del pavo. Lo mejor de este corte es que se mantiene muy tierno tras su cocinado.
  • Muslo. Continuamos con otra parte igualmente jugosa, el muslo del pavo. Es una carne oscurita que queda muy bien al horno. Su uso es similar al de los muslos del pollo. De carne oscurita y consistencia tierna.
  • Pierna. Aunque menos común, las piernas del pavo también son deliciosas. Es una carne oscurita que puede pesar unos setecientos gramos. 
  • Cuarto trasero. Un corte que te incluye muslo, pierna y parte del lomo. Asado está para chuparse los dedos.
  • Ala. Su carne es blanca y es similar a la de la pechuga. Es la parte más jugosa junto al muslo.

Derivados del pavo

Además de estos cortes básicos del pavo, existen también derivados que son sumamente conocidos. Es lo que comúnmente conocemos como fiambre. El de pavo es uno de los fiambres más consumidos y mejor aceptados por la sociedad. ¿Cuáles conocemos?

  • Pechuga de pavo. Baja en sal, a las finas hierbas, de corte fino, etcétera. Es el más consumido. Su principal característica es que tiene un sabor agradable y aporta pocas calorías y grasas. Para su elaboración se utiliza el corte delantero de la pechuga.
  • Jamón de pavo. Similar al jamón de york. Su versión ahumada es deliciosa. Se elabora con parte del muslo.
  • Roule. También elaborado con parte del muslo. Se suele comparar más con un redondo de pollo.
  • Salchichas y hamburguesas. El pollo y el pavo están sustituyendo cada vez más a la carne de cerdo y ternera en la elaboración de salchichas y hamburguesas. Su bajo contenido en grasas hacen que sea una carne más popular.

Muchos confundimos la edad del pavo con la adolescencia, pero nada de eso. La edad del pavo es cualquiera, porque cualquier edad es buena para tomar pavo, ¿verdad? Y nada de tomarlo solo en Navidad. Una carne tan exquisita hay que disfrutarla todo el año.

cortes y derivados del pavo