abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Albóndigas de garbanzos y espinacas - vídeo receta

Receta de: Legumbres
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato caliente, Primer plato
Cocina: Ligera, Moderna
Fácil
31-40
151-300
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Garbanzos (ya cocidos, 200 gr.)
  • Almendra entera (40 gr.)
  • Zumo de limón (1 cucharilla)
  • Espinacas (30 gr.)
  • Comino (media cucharilla)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de girasol (para freir)
  • Yogur (griego, o de soja, para acompañar)
  • Garbanzos (ya cocidos, 400 gr.)
  • Almendra entera (80 gr.)
  • Zumo de limón (1 cucharada)
  • Espinacas (60 gr.)
  • Comino (1 cucharilla)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de girasol (para freir)
  • Yogur (griego, o de soja, para acompañar)
  • Garbanzos (ya cocidos, 600 gr.)
  • Almendra entera (120 gr.)
  • Zumo de limón (2 cucharadas)
  • Espinacas (90 gr.)
  • Comino (1 cucharilla)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de girasol (para freir)
  • Yogur (griego, o de soja, para acompañar)
Elaboración

Un plato sabroso y muy sano, vegano pero delicioso para todos los comensales, vegetarianos o no. ¡Prueba estas albóndigas de garbanzos y espinacas!.

Paso 1:

Para hacer estas albóndigas de garbanzos y espinacas, vamos a trabajar con garbanzos ya cocidos (de lo contrario, tendrías que ponerlos a remojo la noche anterior y cocerlos durante 25 o 30 minutos en olla expres). Pero si empleas garbanzos ya cocidos, lo único que tendrás que hacerlos es escurrir los garbanzos de su líquido de conservación y enjuagarlos un poco.

Paso 2:

Pon los garbanzos y las almendras en el vaso de la batidora o en la trituradora y bate bien, hasta una obtener una pasta de textura gruesa. Si se nota un poco la textura o pequeños granitos de almendra no pasa nada, resultará agradable en la boca.

Paso 3:

Trocea las espinacas y añádelas al vaso de la batidora junto al zumo de limón y las especias, esto es, el comino molido, la sal y la pimienta negra, al gusto. Sigue triturando y añade una pizca de agua si fuera necesario para tritura mejor la mezcla… pero sin pasarte. La masa debe tener una estructura un poco densa.

Paso 4:

Ve tomando pequeñas porciones de esta masa con la mano y dándole forma de albóndigas. Rebózalas en pan rallado.

Paso 5:

Pon a calentar abundante aceite en una sartén y fríe las albóndigas hasta que estén doradas. Escurre sobre papel de cocina.

Presentación:

Sirve tus albóndigas de garbanzos y espinacas con yogur griego natural y, si quieres, una buena ensalada.

Sugerencia:

A la hora de hacer estas albóndigas de garbanzos y espinacas no dudes en acercarte a tu tienda DIA habitual, donde podrás hacerte con todos los ingredientes necesarios. Apuesta por los frascos de garbanzos ya cocidos marca DIA, que son de categoría extra y dan un resultado extraordinario.

En Demos la vuelta al día: ¡Doctor! ¡doctor!, soy vegetariano, ¿es grave?